Lo Que Creemos

En que creemos?
En Calvary  enfatizamos nuestra unidad en el propósito, visión, y creencias esenciales. En aquello que llamamos creencias esenciales buscamos la unidad, en las creencias no esenciales, tenemos libertad  y mostramos amor en todas las cosas.
Queremos que por favor tome en cuenta.… que usted no tiene que estar de acuerdo con estas creencias esenciales para poder asistir a Calvary, pues todos son bienvenidos. Si usted está en desacuerdo con una o más de estas creencias esenciales… o, incluso si usted ni siquiera cree en Dios… aún así queremos hacerle saber que le amamos y que estamos contentos de que nos visite. Las creencias esenciales son simplemente una pauta teológica para aquellos que desean convertirse en líderes espirituales en CALVARY.

Las siguientes son lo que nosotros llamamos CREENCIAS ESENCIALES:

 
  • Dios es el Creador y Gobernante del universo. Él ha existido eternamente en tres personas: el Padre, el Hijo, y el Espíritu Santo. Estos tres son iguales entre sí y son un solo Dios.
  • Jesucristo es el hijo de Dios. Él es uno para con el Padre. Jesús fue nacido de la Virgen María, vivió una vida humana libre de pecado y se ofreció a sí mismo como el sacrificio perfecto por los pecados de todas las personas muriendo en la Cruz. Después de tres días resucitó de entre los muertos para demostrar su poder sobre el pecado y la muerte. Ascendió a la gloria del cielo y algún día regresará de nuevo a la tierra para reinar como Rey de Reyes, y Señor de Señores.
  • La Biblia es la palabra de Dios para nosotros. Fue escrita por autores humanos, bajo la guía sobrenatural del Espíritu Santo y es la fuente suprema de verdad para las creencias y vida cristiana. Debido a que está inspirada por Dios, es la verdad sin ninguna clase de error.
  • Las personas son creadas a la imagen espiritual de Dios, para ser como Él en carácter. Las personas son el objeto supremo de la creación de Dios. Aún cuando cada persona tiene un tremendo potencial para el bien, todos nosotros estamos manchados por una actitud de desobediencia hacia Dios conocida como “pecado”. Esta actitud separa a las personas de Dios y causa muchos problemas en la vida.
  • La salvación es el don gratuito de Dios para con nosotros, pero debemos aceptarlo. Nunca podremos compensar nuestro pecado mejorando por nuestra cuenta o mediante buenas obras. Sólo confiando en Jesucristo como la ofrenda de Dios para el perdón puede ser alguien salvo del castigo del pecado. Somos salvos cuando nos apartamos de nuestra vida auto dirigida y nos convertimos a la fe en Jesús.
  • Porque Dios nos da vida eterna a través de Jesucristo, el verdadero creyente tiene la seguridad en la salvación eterna. Si usted genuinamente ha sido salvo, no puede “perder” esa salvación. La salvación se mantiene mediante la gracia y el poder de Dios, y no por algún esfuerzo personal del Cristiano.
  • Las personas fueron creadas para existir por siempre. Nosotros podremos existir si estamos eternamente separados de Dios por el pecado, o eternamente junto con Dios a través del perdón y la salvación. Estar eternamente separados de Dios es el infierno. Estar eternamente en unión con él es el cielo y la vida eterna.